Bombeo autovía del agua

Ante la problemática existente de inundabilidad frente a las avenidas de pluviales, en los días lluviosos, en uno de los túneles de la autovía S-20 de Santander se diseñó un bombeo de aguas pluviales y residuales, con un caudal bombeado de 1.250 litros/segundo, cuya altura de impulsión alcanzaba los  10 m.c.a. y la tubería de impulsión de 600 mm de diámetro. La inversión realizada se elevó hasta los 850.000€.