Vivienda bifamiliar ubicada en lo alto de una colina de una de las zonas de mayor expansión urbanística de la costa del  Bilbao Metropolitano.

Si bien para la construcción del sótano se utilizaron sistemas tradicionales (hormigón armado ejecutado “IN SITU”), las plantas superiores se ejecutaron mediante  un sistema de paneles autoportantes tipo CLT fabricados en taller y montados en obra.

La envolvente se resolvió mediante una fachada ventilada en acabado en piedra y panel composite; que incluía unos importantes aislamientos a base de lana de roca, que junto con el suelo radiante para calefacción y la bomba geotérmica, hacen que el consumo de la vivienda sea enormemente reducido.